Ésta es la segunda parte del resumen del seminario que impartió la Universidad Internacional Menéndez Pelayo bajo el título de “El retorno de la industria. ¿Están preparadas las ciudades?” en Barcelona hace ahora unos meses. Podéis recordar en este enlace la primera parte del artículo.

Joaquim Solà, profesor del Dep. de Teoría Económica de la Universidad de Barcelona nos aportódatos sobre la importancia de la industria en la economía a partir del “Atlas de la industrialització de Catalunya -1750/2010“: el 75% de las exportaciones catalanas, y el 80% del PIB catalán, son generados por la industria. Si recordamos que Catalunya es, además, el primer destino turístico español, el dato cobra toda su importancia.

Francisco Caballero Sanz

Francisco Caballero Sanz

Francisco Caballero, de la Dirección General de Empresas e Industria de la Comisión Europea, empezó diciendo que “es imprescindible tener una política industrial” y que, si no se tiene, actúa por defecto el entorno (competencia, tecnología, medio ambiente,….). Las medidas de la Comisión para impulsar la industrialización son:

  1. Invertir en innovación en las empresas. Especialmente en las industrias a punto de explotar (vehículos eléctricos, e-books, nanotecnologías, nuevos procedimientos de producción, nuevos materiales de embalaje (biotecnología), construcción sostenible, redes inteligentes) con el objetivo de contribuir a una transición sin destrucción de industria.
  2. Mejorar el entorno normativo para mejorar las condiciones de las empresas en los mercados
  3. Mejorar el acceso a la financiación (ayudas públicas, 60.000M€/año de crédito del BEI y nueva normativa financiera (p.e., bonos de empresas medianas)
  4. Capital humano, formación, movilidad

Todo eso se refuerza con la estrategia RIS3 de especialización inteligente de las regiones. Los nuevos fondos europeos exigirán que los estados y las regiones apliquen estrategias de crecimiento inteligente “smart-growth” como condición previa para su adjudicación.

Jorge Galindo

Jorge Galindo

Jorge Galindo, profesor del IL3 de la Universitat de Barcelona, hizo algunas afirmaciones muy interesantes (y, en parte, contrarias a la práctica habitual) respecto a la política industrial.

  1. No es bueno favorecer a las Pymes puesto que, como había dicho Antón Costas en su exposición, las empresas más competitivas son las grandes. Por eso, Galindo propone que las políticas públicas favorezcan a las empresas grandes, a las que se crean y a las que quieren crecer.
  2. Es importante diversificar
  3. No descartar las empresas importantes que surgen al margen de las decisiones políticas

Respecto al caso de Catalunya, citó tres errores habituales en las políticas industriales:

  1. El “equilibrio territorial”, en expresión que los políticos suelen defender, es imposible. Lo que sí hay que garantizar es que nadie ni nigún territorio se quede atrás.
  2. Las Pymes, si bien dan votos, son poco productivas y muy susceptibles a las recesiones.
  3. Impulsar la “cultura empresarial” no funciona. Lo que funciona son los incentivos. No, la cultura.

Finalmente, nos hizo sus propuestas para reactivar la política industrial:

  • Desarrollar políticas supramunicipales. Citó el corredor mediterráneo como ejemplo. Porque, según él, la política industrial de verdad es la horizontal (en contraposición a la vertical o sectorial).
  • Abogó por la creación de zonas especiales de innovación transversal, sin privilegiar sectores.
  • Propuso fijar los precios de los solares industriales en función de las externalidades de cada industria.
  • Insistió en evitar favorecer a la Pymes.

 

Joan Trullén

Joan Trullén

Joan Trullén, vicepresidente de Planificación Estratégica del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), habló de apostar por la exportación, de la importancia estratégica de la industria y propuso mejorar la competitividad del tejido empresarial a través de cuatro vías:

  1. Las economías de red o de escala, recordando que el área metropolitana de Barcelona cuenta con 5 millones de habitantes
  2. Las economías de localización, mediante la especialización de territorios concretos (ahí coincide con la estrategia RIS3 -Research and Innovation Strategies for Smart Specialization- de la Comisión Europea).
  3. las economías de diversidad, basadas en la diversidad para atraer actividades económicas
  4. la microeconomía, a través de los clusters que aprovechan la complementariedad de ls empresas locales.

Éste ha sido el resumen de estas jornadas que, como veis, nos aportaron mucha información y conocimiento valiosos para orientar la planificación de las ciudades así como las políticas de desarrollo nacionales, regionales y locales.

Fuente: http://ciudadinnova.blogspot.com.es/2013/11/el-retorno-de-la-industria-estan.html